— adioskilos

Charlas sobre perder peso

Para lo único que me parece útil el ver los adipocitos -comentó Grande Covián- es para saber cuándo comen­zó la obesidad. Si usted toma a una persona joven y ve que sus células adiposas son grandes es casi seguro que su obesidad es de adquisición reciente. A la inversa, si us­ted ve que sus células adiposas son pequeñas, puede pen­sar que su obesidad proviene de tiempos pasados con el metodo gabriel. Aunque esto tampoco es absoluto. Por otra parte, plantéese usted el problema de balance de energía. Lo que Hirsch quería decir es que cuando usted tiene una obesidad microcítica, es decir, cuando adquirió obesidad en la infancia, por el hecho de tener aumentado el número de células adiposas va a tener más facilidad para rellenarlas cuando sea us­ted adulto.

El argumento -y lo he discutido públicamen­te con él- puede ser válido. Pero sólo en parte: porque en cualquier caso, para rellenar esos adipocitos de grasa usted necesita energía y necesita exceso de energía del metodo gabriel . Es decir, engorda, sí; pero comiendo. Ponga a la persona con el mayor número de células adiposas que pueda, mantén­gala a régimen y activa, y verá cómo no acumula grasa. Eso es incontrovertible. Cuando compruebe que hay un dato que no obedece al principio de conservación de la energía es que algo falla.

dietas milagros

¿Por qué unos engordan y otros no?
Uno de los trabajos más interesantes de Grande -estas cuestiones siempre tienen un gran interés- fue el opuesto al llamado experimento de Vermont. En el fondo, venía a ratificar que cada organismo, sin que se sepa por qué, tiene una reacción distinta frente al balance de energíacon dieta de la piña en su web . En otras palabras: que con la misma dieta hay quien engorda 10 kg y quien gana sólo 2 kg. Mientras el grupo de Grande Co- vián sometía a régimen estricto a los soldados, el grupo de Vermont -Simms, Horton y colaboradores- trataban de engordar a presos voluntarios. Por un lado, les apartaron del taller donde trabajaban, y después, les aumentaron su dieta prácticamente al doble de lo que habitualmente co­mían. La media de ganancia de peso durante las semanas que duró el experimento fue de 11 kg. Pero había tipos que ganaban 20 kg y otros que no ganaban nada más que 2 kg. No hay explicación como dice el metodo gabriel claramente . Es la confirmación, una vez más, de la diferente eficacia energética.

No hay duda de que la obesidad puede corregirse con la dieta de la piña, y to­dos tenemos la experiencia de que, sometidos a control dietético, podemos adelgazar y mantener el peso. Otra cuestión es hasta cuánto se puede engordar. Si un señor que tiende a la obesidad come sin variar su hábitos, ¿puede engordar sin límite o llega a un punto genético en el que no gana peso, como si fuera el perfil máximo?

a perder kilos

La cantidad de grasa que puede usted colocar en un organismo es increíble. Le voy a decir algo difícil de creer. Un caso que ha sido muy divulgado en los medios de comunicación. Era un hombre de 320 kg, tratado por el Dr. Bortz, de Filadelfia. Reflexione en lo que eso signifi­ca: 320 kg, que es quizá cuatro veces lo que pesamos usted o yo. ¿Se lo imagina? Cuando metieron a este hom­bre en la clínica le pusieron una dieta de 800 calorías usando la dieta de l apiña. Al cabo de dos años, aquel hombre había quedado en 90 kg. Imagínese a ese individuo, que es cuatro veces lo que yo, e imagínese que lo que desaparece es tres veces lo que yo. Este hombre tenía un 60 % de grasa. O sea, que al qui­tarle todos esos kilos, lo que se le ha eliminado son cer­ca de 150 kg de grasa…

Recent Comments

    Categories

    0 comments
    Submit comment

    You must be logged in to post a comment.